Las plumas de eros – Periplo vol. XXIV